Un día como hoy en 1926 nace Tomás Méndez, compositor de Cucurrucucú paloma

Tomás Méndez, compositor de Cucurrucucú paloma y otros famosos temas como Paloma Negra y Huapango torero, nació el 25 de julio de 1926 en Fresnillo, Zacatecas. Sus padres fueron Juan Méndez y María Sosa. una familia de escasos recursos, su padre minero, fue mozo, mandadero. Buen estudiante. Trabajo en un hospital a pesar de su corta edad.

En Fresnillo, Zacatecas, comenzó a componer, interpretaron sus canciones en un burdel.

Ahí, conoció a una joven que aumentó su inspiración. En su juventud viajó a Ciudad Juárez. Lavó platos en un puesto callejero, pasó tiempos difíciles. En Juárez conoció a Gabriel Gómez, quien años más tarde le grabó un disco de acetato. Se trasladó al Distrito Federal en el que se quedaría a radicar. Durante su primer año en la capital, compuso una canción dedicada a la Virgen de Guadalupe, la cual fue interpretada por Lola Beltrán repetidas ocasiones el 12 de diciembre en la Basílica. Se dice que “Paloma negra” fue escrita para Herminia Salas.

Desde entonces, no faltó a su cita cada 12 de diciembre. Al regresar a la Basílica, al año siguiente, había conseguido empleo como jalador de aplausos. Conoció a Los Tres Diamantes, a quienes más tarde acompañaría en una gira por Estados Unidos y Cuba como maestro de ceremonias, para después convertirse en su secretario. Dejó de trabajar con Los Tres Diamantes para dar a conocer sus canciones, como Cucurrucucú paloma que originalmente fue grabada por Miguel Aceves Mejía.

En la casa del Indio Fernández conoció a Lola Beltrán convirtiéndose en su compositor de cabecera. Para 1952, habían alcanzado el éxito: La luna dijo que no, Que me toquen las golondrinas, Tres días, Desafío, Gorrioncillo pecho amarillo, Huapango torero, llevando al mundo Cucurrucucú paloma.

Entre los intérpretes más reconocidos de Tomás Méndez están: Pedro Infante, Javier Solís, Lola Beltrán, Amalia Mendoza La tariácuri, Lucha Villa, Dolores Pradera y Miguel Aceves Mejía, por mencionar algunos, interpretando: Puñalada trapera, El tren sin pasajeros, La muerte de un gallero, Paloma déjame ir, Golondrina presumida, Paloma negra, Suspenso infernal, El ramalazo, Bala perdida, El globero, No le temo a la muerte, Leña de pirul, y Laguna de pesares, entre muchas otras.

Para el Mtro. Tomás Méndez su infancia lo forjó para ser un hombre de lucha y sueños, y así superar los retos de la vida. El Mtro.Tomás Méndez falleció en la ciudad de México, el 19 de junio de 1995.

Fuente sacm.mx
Abrir chat
1
Comparte tu denuncia con nosotros.
Powered by