Predicciones para el 2020 según el Feng Shui

Ya iniciamos el 2020, que sin duda representa un año especial, básicamente porque el número 20 se repite dos veces y también porque con el 20 inicia la segunda década de un siglo que muchos pensaban, no pasaría del 2012. Decían que el 2012 era “el fin del mundo” –que aquí entre nos- ya llevamos como cinco “fines del mundo” según algunas predicciones u otras tantas simplemente meras especulaciones.

Ahora que tuve la gran oportunidad de platicar con una experta en el tema del Feng Shui, me dijo algo que llamó mi atención y fue precisamente que a partir del 2012 es que empezaron algunas transformaciones importantes –entre otras, que habría muchas rupturas sociales, principalmente entre las parejas-.

Quizá entonces en mi opinión, mal interpretamos y pensamos que sencillamente la Tierra explotaría en mil pedazos iniciados los primeros minutos del 2012… Pero, esos primeros minutos… ¿de qué lado de la Tierra? (risas).

Entonces me di a la tarea de buscar a alguien que nos hablara de predicciones desde un ángulo diferente y el Feng Shui, que es una parte de la metafísica China, me pareció verdaderamente interesante y Ximena Kzls, su promotora aquí en Cancún, una mujer apasionada en el tema, me dejó impactada con su charla.

Con más de 20 años de investigación en el tema, Ximena nos platica cómo nosotros somos efecto de la energía y cómo nos puede impactar durante el año. ¿Y el Feng Shui, puede predecir cómo nos irá en el 2020 o en cualquier año? Porque el Feng Shui es una parte de la metafísica que se enfoca en la energía de una estructura y esto marca un potencial y el destino para las personas que habiten en esta propiedad. Marca la forma en la que nos relacionamos con las personas, en nuestra salud y cómo creamos el dinero.

TODO EMPIEZA DESDE CASA

Según nos comenta Ximena, la casa desde que es creada, obtiene una energía determinada y cada persona, si no está en sincronía con la vivienda donde habita, provoca la pérdida de dicha energía, no avanza o no fluye. Ahora bien, también debemos comprender que la energía nunca es estática, siempre está en movimiento y por lo tanto, con el Feng Shui podemos anticipar esos cambios para poder elegir cómo actuar.

Por otro lado, Ximena nos comparte que la mayoría de las personas no saben lo que quieren –aquí entre nos, me incluyo- y no sabemos qué tiene que suceder para poder transformarnos. Cuando tenemos esto en claro, es importante saber cómo se comporta la energía y el Feng Shui estudia la forma como fluye en un espacio, en nuestro espacio.

 Predicciones para el 2020 según el Feng Shui

Otro aspecto que debemos considerar es que vivimos en un mundo dual, es decir, así como hay salud, hay enfermedad; riqueza y pobreza; bueno y malo y si nosotros activamos una mala energía, es cuando las cosas no nos salen como queremos o esperamos.

A pesar de que cada vez hay más personas interesadas en estudios como la metafísica, Ximena cree que menos del cinco por ciento de la población mundial está consiente de cómo está cambiando la Tierra. El planeta tiene su propia vibración y hay gente que se resiste y que no lo acepta.

LA ENERGÍA EN EL FENG SHUI

Ximena nos explica que la energía en metafísica se mueve por períodos: 180 años, 60 años, 20 años y actualmente nos encontramos a punto de iniciar el período nueve que tiene que ver con el crecimiento espiritual.

Ahora bien, por todas estas transformaciones y momentos en los que se encuentra la Tierra y la humanidad, el 2020 está regido por formas energéticas; este año trae consigo cambios muy fuertes, algunos de ellos no tan favorables, por ejemplo, trae derrumbes tanto internos como externos: emocionales, rupturas familiares, laborales, sociales.

LA ENERGÍA EN EL FENG SHUI

¿Qué podemos hacer al respecto? Principalmente, Ximena nos recomienda que la gente se adapte o se innove, que no se quede estancado en lo mismo que ha hecho toda tu vida.

2020, UN AÑO ENERGÉTICAMENTE FRÍO

Por otro lado, será un año energéticamente frío, agresivo, insensible y habrá muchas revueltas. Nuestra experta asegura que todo lo que está pasando en Sudamérica, es parte de este proceso.
En mi particular punto de vista, hace mucho que dejé de pensar que hay casualidades, así que estoy totalmente de acuerdo con Ximena. ¿Y ustedes queridos lectores?

Toda esta energía se debe a que hay mucha agua en nuestro cuerpo que tiene que ver con los riñones y que tiene que ver con los miedos. Dicha agua –y dichos miedos- se van al hígado. Entonces, si nuestras emociones están contaminadas, nuestro hígado se contamina, toda nuestra energía se contamina y la gente se pone visceral o agresiva.

Para no caer en esta situación ni en la inconciencia espiritual, debemos trabajar las emociones y los miedos.

¿Cómo podemos hacerlo?

Ximena menciona algo sencillo pero muy significativo: mantenerte en el corazón; es decir, conectado con la energía amorosa en la que creamos: llámese Dios, Jesús, Buda, el Sol, el Universo pero quizá con más fervor que en el pasado y además, hacer nuestra propia introspección y descubrir qué es lo que nos da miedo y actuar en consecuencia.

¿Podemos hacer algo al respecto? HAGÁMOSLO, ¿no podemos hacer nada al respecto? ADAPTÉMONOS.

La charla que tuve con Ximena Kzls no terminó ahí, así que en una futura colaboración, te hablaré un poco más de lo que debes tener en cuenta en el lugar donde vives y trabajas con base a la energía del Feng Shui.

La energía en metafísica se mueve por períodos: 180 años, 60 años, 20 años y actualmente nos encontramos a punto de iniciar el período 9 que tiene que ver con el crecimiento espiritual.