Los galerones de Infratur

En abril de 1970, tan pronto se iniciaron las obras del Proyecto Cancún, comenzó a levantarse un campamento para dar vivienda a los cientos de trabajadores que ya se encontraban aquí.

Aunque la construcción del mismo se inició inmediatamente, no fue sino hasta finales de junio y principios de julio, de ese mismo año, cuando empezaron quedar listas las primeras obras.

Los galerones de Infratur
Aunque el galerón de la oficina general de Infratur en Cancún no fue de los primeros, sí fue el más importante pues en su interior se tomaron decisiones sobre el proyecto turístico.

Bajo el diseño de los arquitectos Landa Verdugo, el campamento original contemplaba seis galerones destinados a los trabajadores, ubicados entre el área que hoy comprende el Palacio Municipal y el Banco del Ejército, más 15 casas (sobre la avenida Náder) para funcionarios, visitas, y oficinas.

Sobre la carretera federal, hoy convertida en la avenida Tulum, se entraba al campamento por un acceso que, históricamente puede decirse, es la primera calle de Cancún o, mejor aún, “la primera avenida” de Cancún, ya que se le dotó de un camellón.

Los galerones estaban hechos con muros de block y techos de asbesto que originalmente eran blancos, pero luego se pintaron de color rojo quemado para ser más fácilmente identificables desde el aire.

LA DIVISIÓN

De acuerdo con el ingeniero Rafael Jesús Lara Lara, en ese momento representante del Fondo de Promoción de Infraestructura Turística (Infratur), había tres galerones colectivos con capacidad aproximada para 80 personas cada uno, habilitados con catres o hamacas.

Los galerones de Infratur
El diseño de los galerones fue de los arquitectos Landa Verdugo.

Cada galerón colectivo estaba segmentado en pequeños cuartos en los que cabían entre dos o cuatro personas, y afuera las estructuras contaba con cuatro o cinco baños y lavaderos.

Vale la pena destacar que uno de estos tres galerones colectivos estuvo destinado a trabajadores que vivían con sus esposas. Entre ellos gente muy conocida en Cancún como los topógrafos Melchor Villanueva Ramírez y Celso Toledo Matus.

Un cuarto galerón estuvo habilitado como comedor y cocina, mismo que administraba la vallisoletana María Luisa Loría Cano, conocida como Luisa Canché, por utilizar el apellido de su esposo.

A decir del entrevistado, este comedor estaba ubicado justo en donde posteriormente se construyó el Palacio Municipal de Benito Juárez. El quinto galerón –según recuerda Rafael Lara– tenía cinco inodoros y cinco regaderas, mientras que el sexto, solo fue utilizado como bodega general; ahí se encontraba un tanque de gasolina.

LAS OFICINAS DE INFRATUR

Lara Lara dice que fue tiempo después cuando se encargó al ingeniero Manuel J. Castillo “Ney” hacer un séptimo galerón que, para la posteridad será el más importante, pues este albergará las oficinas de Infratur en Cancún.

Los galerones de Infratur
Entrada general al primer campamento.

Quizá sobra decir que este séptimo galerón será sede de juntas y toma de decisiones importantes, de manera que en la práctica se convierte en el primer “Palacio de Gobierno”.

El campamento de galerones de Infratur empezó a ser desmontado a finales de 1974 y principios de 1975. El comedor fue el primer eliminado para dar paso al moderno Palacio Municipal de Benito Juárez, posteriormente, se fueron los galerones colectivos.

En la actualidad, solo existen dos: la bodega que se mantiene hasta la fecha como tal y el galerón de las oficinas centrales de Infratur en el que hoy en día trabajan las direcciones municipales de Ingresos Coordinados y Cobranza, y Ecología.