La vida es como una montaña’: Elsa Ávila

Elsa Ávila se convirtió en 1989 en la primera latinoamericana en escalar el Monte Everest. En su carrera como alpinista, participó en ocho expediciones al Himalaya, alcanzando en seis ocasiones la altitud de ocho mil metros.

Alpinista, empresaria, conferencista, madre de 2 hijos, graduada en Ingeniería Civil por la Universidad Autónoma Metropolitana en la Ciudad de México, con reconocimiento en estudios petrográficos de las montañas del Himalaya.

En 2002 le fue implantado un marcapasos y tres años más tarde le detectaron Fibrilación Auricular, que le provocó una embolia transitoria y cuatro infartos cerebrales menores.

En 2012, tras superar estos padecimientos, ascendió a la montaña más alta del país, el Pico de Orizaba, con una altura de 5 mil 700 metros. Actualmente es empresaria, escritora y conferencista.

Elsa Ávila hoy convertida en gran conferencista.
Elsa Ávila hoy convertida en gran conferencista.

Su primera cima fue, su madre

Durante una entrevista para el diario digital coahuilense Vanguardia, https://vanguardia.com.mx/articulo/la-vida-es-como-una-montana-elsa-avila: reconoció la montañista que una de sus primeras limitantes fue su madre, pues se negaba a que entrenara alpinismo. Incluso el apoyo económico que recibía era destinado únicamente para su educación en la Ingeniería Civil en la Universidad Autónoma Metropolitana.

En una de sus múltiples conferencias, la cual fue en el Congreso LOUD 2015 Elsa Ávila, la primera mujer latinoamericana que logró escalar el monte Everest en 1999, compartió frente a centenas de estudiantes su experiencia cuando subió a la montaña más grande del mundo.

Siempre buscando la cima.
Siempre buscando la cima.

Víctima de discriminación de género

Elsa, quien había practicado montañismo desde los 15 años, fue víctima de discriminación de género pues algunos entrenadores no creían en su potencial negándole la oportunidad de subir a las montañas por ser mujer: “Al principio me decían que no podía porque era mujer, luego pensé: ‘¿y por qué no?, si un hombre puede… yo también puedo hacerlo’”.

Contó que a diferencia de la historia contada en el filme Everest, en realidad, cuando ella subió en 1989 no existían los guías que apoyaran en el camino a los montañistas. La primera vez que intentó subir a la cumbre más grande del mundo (8 mil 848 metros), transmitió a través de Radio Red su experiencia donde contó que desde su altura podría ver la curvatura terrestre.

Narrando su vasta experiencia en las cimas del mundo.
Narrando su vasta experiencia en las cimas del mundo.

A 98 metros de la cima, sufre hipoxia

“La primera vez que subí estuve a 98 metros de llegar a la cima, pero mi vida estaba de por medio. Tuve que enfrentarme a la decisión más grande de mi vida: seguir el camino o regresarme al campamento, porque sufrí de hipoxia (deficiencia de oxígeno en la sangre)”.

Con esa experiencia, a su llegada a México, Elsa se enfrentó a los titulares de la prensa mexicana “Fracasaron”; aunque ella no está segura que haya sido así, porque estaba su vida de por medio y en esos casos no hay que temer en regresar al origen y volverlo a intentar.

En los siguientes 10 años Elsa logró subir otras cimas de máxima complejidad como la cordillera del Himalaya y a 16 años de haber llegado a la más alta del mundo, Elsa Ávila dice que su montaña es la vida misma.

Sin lugar a dudas, Elsa Ávila, una mujer símbolo de nuestros tiempos: valerosa, emprendedora y siempre en busca del éxito.
Sin lugar a dudas, Elsa Ávila, una mujer símbolo de nuestros tiempos: valerosa, emprendedora y siempre en busca del éxito.

Elsa Ávila inicia muy joven su carrera

Inició su carrera deportiva a los 15 años especializándome en ascensos de “Gran Pared”, en Yosemite siendo Primer Mujer Latinoamericana en escalar El Capitán, Las Rocallosas, los Alpes, los Andes, los Himalaya, la Patagonia y la Isla de Baffin en el Círculo Polar Ártico.

Participó en 8 expediciones a los Himalayas, 6 veces superando los 8 mil metros de altitud, destacando el ascenso en 1987 al Shisha Pangma de 8 mil 047 metros logrando ser la primera mujer latinoamericana y la más joven del mundo en ese momento, en escalar una cumbre de más de 8 mil metros.

En 1989, como ya se había comentado, subió en el Monte Everest a su cumbre Sur, a tan sólo 98 metros de la cumbre principal la cual vio frustrada por un grave cuadro de hipoxia. Diez años más tarde regresó para completar el ascenso hasta la cumbre del Everest, la montaña más alta del mundo (8 mil 848 m), y así ser la Primera Mujer Latinoamericana y Tercera Americana en lograrlo el 5 de Mayo de 1999.

Arriesgada y valiente, sinónimos de Elsa Ávila.
Arriesgada y valiente, sinónimos de Elsa Ávila.

Otras cimas alcanzadas

En otras montañas del mundo, logró el Primer Ascenso Femenino Mundial a la Aguja Poincenot en la Patagonia en el extremo austral, y dentro del Círculo Polar Ártico nuevas rutas como la cara sur del Svanvhit (Isla de Baffin), primer ascenso mundial. Montañas cuya dificultad técnica se mezcla con las condiciones climáticas adversas.

También se desarrolló en otras disciplinas deportivas, participando en competencias de orientación y aventura extrema como: escalada, bicicleta de montaña, rafting, carrera en montaña, natación, remo, entre otros.

En 2002 le implantaron un marca-pasos debido a deficiencias en el funcionamiento de su corazón. Más tarde, en 2005 le detectaron Fibrilación Auricular, arritmia que a lo largo de algunos años le provocó una embolia transitoria y cuatro infartos cerebrales menores, ahora todo controlado.

Siempre una grata experiencia escuchar sus valiosas charlas motivacionales.
Siempre una grata experiencia escuchar sus valiosas charlas motivacionales.

Elsa Ávila, en sus propias palabras:

Mi interés es que al conocer mi historia, el público, valore su propia existencia y de esa manera brinde su máximo esfuerzo en cualquier empresa que se le presente.

En 2012, después de 13 años de mi última visita a las altas montañas, ascendí al Pico de Orizaba 5 mil 700 m (la montaña más alta de México) para dar testimonio de que quien decida, puede plantearse cualquier montaña como reto bajo cualquier circunstancia.

El recuento de mi visión y experiencias a lo largo de mi vida los plasmé en el libro “Triunfar al Extremo”.

El mayo premio que puede obtener: el reconocimiento de sus compatriotas a su valor y constante superación.
El mayo premio que puede obtener: el reconocimiento de sus compatriotas a su valor y constante superación.

Premios y reconocimientos

Premio Nacional de la Juventud, 1985.

“Premio al Mérito Editorial” por mi libro “Encuentro con el Himalaya, la aventura de la Esperanza”, 1991

Nombrada “Deportista del Siglo XX” en alpinismo por la Conade y el Gobierno de la República, 1999

Lugar en el Salón de la Fama en la Conade

Fundadora  del “Centro Carsolio de Excelencia Motivacional”.

Fundadora de “Campo Base, Outdoor Training S.L.”, empresa de aprendizaje experiencial en Vitoria, España.

Conferencista desde 1992 en diferentes foros y ciudades, atendiendo cientos de empresas y más de 300 mil participantes

Ha diseñado y desarrollado programas de liderazgo, fusiones de empresas, integración de equipos de trabajo en conjunto con directivos de empresas como: Roche, Novartis, Boehringer, Banamex, Coca Cola, Kraft Foods de México, EY, Agfa, FUJI, entre otros.

Alianzas con diferentes empresas de consultoría para apoyo en elementos de altura y montaje con cuerdas.

Consejera para inicio y desarrollo de “Epopeya Ltda. Colombia”, empresa de Aprendizaje Experiencial.

Directora de Eleva, empresa de Aprendizaje Experiencial.

1
Comparte tu denuncia con nosotros.
Powered by