Imploran apoyos en colegiaturas

El Covid-19 nos tomó por sorpresa a todos: Gobierno, empresarios, trabajadores, estudiantes y amas de casa, se vieron afectados en un abrir y cerrar de ojos por las medidas sanitarias restrictivas implementadas por las autoridades de salud, para contener el brote de este virus y que los servicios hospitalarios no se vieran rebasados como ocurrieron en otras partes del mundo.

Esta situación provocó que cientos de estudiantes de escuelas privadas de Quintana Roo de los distintos niveles educativos estén en riesgo de perder el ciclo escolar. La razón: la falta de pago de colegiaturas por la crisis económica provocada por la pandemia del coronavirus.

Imploran apoyos en colegiaturas
Imploran apoyos en colegiaturas

Las acciones sanitarias tuvieron de inmediato repercusiones económicas por el cierre de empresas consideradas como no esenciales; millones de trabajadores perdieron sus fuentes de ingresos y nuestro estado, no fue la excepción.

Padres de familias y alumnos de distintos niveles educativos, denuncian la falta de solidaridad de las escuelas y universidades privadas ante la actual emergencia sanitaria por Covid-19, pues ante la situación económica que afecta a varios sectores empresariales y que ha dejado sin empleo a miles de ciudadanos, exigen el pago completo de las colegiaturas e incluso la condicionan para la cobertura de las próximas inscripciones.

Universidades olvidan sus valores

En el caso de las universidades de Quintana Roo, los alumnos afectados evidencian a las autoridades de sus respectivas “alma mater” de actuar de manera contraria a lo que dictan sus valores, pues ante la crítica situación por la que se atraviesa por la pandemia, existe poca comunicación, justicia, cooperación, compromiso, humanidad, responsabilidad social y fraternidad.

Contrario a sus valores, la Universidad del Sur ha ignorado a los alumnos con respecto al pago de las colegiaturas.

Un ejemplo claro de lo anterior es la Universidad del Sur, donde estudiantes de las carreras de Administración de Empresas y Odontología, por mencionar algunos, aseguran que en lugar de tener prórroga, acuerdo o facilidad para realizar el pago de la colegiatura, los administrativos de la institución solo dan como fecha límite los primeros cinco días del mes para cubrir el costo de la mensualidad, con recargo de 150 pesos por día transcurrido y en caso de no pagarse para el día 10, el alumno será dado de baja de manera temporal de la escuela.

Una alumna de la carrera de Administración de Empresas de esta institución, quien por temor a represalias pidió el anonimato, aseguró al programa radiofónico de Denuncia Ciudadana, de Radio Turquesa, que aún ante la crisis por el coronavirus, la institución educativa está cobrando el 100 por ciento de las colegiaturas, cuando muchos de sus compañeros perdieron sus empleos y los que dependen de sus tutores, se encuentran en la misma situación.

“Necesitamos de su valioso apoyo, ya que en la universidad están cobrando el 100 por ciento de las colegiaturas, cuando muchos de nuestros compañeros perdieron sus empleos y los que dependen de sus tutores, están en la misma situación. Estamos solicitando al menos el 50 por ciento de descuento en el pago mensual; la escuela se ha negado, no nos da respuesta alguna”, declaró la estudiante.

Sin embargo, desde que la Secretaría de Educación Pública (SEP) anunciara la suspensión de actividades durante un mes: del 20 de marzo al 20 de abril, y que luego fuera aplazada por 10 días más: hasta el 30 de abril, los centros educativos permanecen cerrados y los profesores desconocen si se les pagará su sueldo al 100 por ciento.

La alumna afectada asegura que el pago de las mensualidades varían de acuerdo con la carrera que curse, en su caso, al tener una beca, paga la mensualidad de mil 470 pesos y una inscripción cuatrimestral de dos mil 370 pesos.

“Tengo compañeros que no tienen beca y para ellos, en esta contingencia, es difícil cubrir el pago de las colegiaturas. La escuela no da ningún tipo de respuesta: en los teléfonos de la recepción no contestan, el director no ha mandado un comunicado en el que brinde opciones de pago y reducción en la colegiatura, y mucho menos en el que se solidarice con los alumnos”, aseveró la estudiante.

Otro alumno, de la carrera de Odontología, afirma que sus cursos deben de ser presenciales y con práctica, por lo que ahora, al no ocupar las instalaciones de la Universidad del Sur, la aportación mensual debería de reducirse al menos a la mitad pero el instituto les pide el pago de la inscripción al nuevo cuatrimestre por la cantidad de ocho mil pesos.

Evidencian falta de solidaridad

Otro centro educativo que fue evidenciado por los estudiantes es La Salle. Padres de familia y algunos alumnos pasan por una situación similar.

La Universidad La Salle publicó un boletín en sus redes sociales notificando la suspensión de actividades en sus planteles pero dejó con la duda a los padres de familia respecto al pago de las mensualidades.

Las autoridades administrativas de esta institución emitieron el pasado 18 de marzo, un comunicado oficial en donde se informa la manera en la que se llevarán a cabo las actividades escolares, a partir del día 19 del presente mes, a causa de la contingencia sanitaria Covid-19; sin embargo, no publicaron algún documento para convenios o algún tipo de facilidades de pago.

“A través de la red social Facebook de la escuela, lasallecancun, se publicó la nueva modalidad de las clases, mismas que ya no serán presenciales y todo será por medio de las plataformas pero nunca emitieron algún comentario sobre el pago de la mensualidad y al contrario, todo parece indicar que tendremos que hacerla en tiempo y forma, de lo contrario, podríamos ser dados de baja del sistema”, expresó una alumna, que por temor a represalias prefirió omitir sus generales.

Ceden ante la presión

La Universidad Anáhuac Cancún estuvo en la misma situación, pero ante las continuas protestas de los padres de familias y alumnos, la institución dio marcha atrás.

Con fecha 1 de abril, emitieron un comunicado a la comunidad estudiantil donde informaron que podían realizar su pago de la cuarta colegiatura a través del SIU y aprovechar el descuento que tenían aplicado.

Parte del documento señala: “1.- Otorgamiento de un 20% de descuento en las colegiaturas de abril y mayo 2020 para todos los estudiantes, incluyendo a los que ya gozan de alguna beca o apoyo.
“3.- Los descuentos son aplicables a las personas que realicen los pagos en las fechas establecidas en el calendario de pagos (fechas límite: 21 de abril y 12 de mayo, respectivamente)”.

El comunicado especifica que en caso de que el estudiante no fuese considerado dentro del plan de apoyo solidario, al hacer su pago a través del SIU con tarjeta o ficha referenciada, se aplicaría automáticamente el descuento.

Apoyo a medias

El Tec Milenio, por su parte, solo dio opciones de pago de colegiaturas a meses sin intereses, pagando con tarjeta de crédito (con bancos participantes) y la cancelación de intereses moratorios para los meses de abril, mayo y junio de 2020.

Con fecha 3 de abril de 2020, este centro educativo emitió su comunicado donde se solidariza con los alumnos, madres y padres de familia ante el impacto de la crisis económica provocada por el Covid-19.

La Universidad TecMilenio emitió un comunicado, solidarizándose con los padres de familia y con los alumnos en esta emergencia sanitaria.

Un punto realmente destacable del Tec Milenio, fue la creación de un Fondo de Contingencia para Estudiantes con el objetivo de apoyar, desde ahora y hasta el mes de junio de 2020, a aquellas familias que aún tengan pagos por hacer en este periodo y cuya economía esté severamente afectada.

“El proceso para solicitar algún apoyo, así como la información detallada sobre elegibilidad y las características de los diferentes esquemas, estará disponible del 6 al 20 de abril para los alumnos inscritos en el periodo enero-mayo 2020 y de enero-abril 2020, a través de Miportal, identificado como: ACCESO A SISTEMA DE SOLICITUDES DE APOYO ANTE CONTINGENCIA COVID-19 PARA ESTUDIANTES ACTIVOS DE PREPARATORIA, PROFESIONALY POSGRADO QUE HAN SIDO AFECTADOS POR COVID19”, señala el documento.

La información que les será requerida para procesar esta petición son: Explicación de razones por las cuales requieren el apoyo (máximo media cuartilla), llenado de cuestionario relacionado con la solicitud y documentación que soporte la petición.

Profeco a escuelas privadas: Concilien y sean flexibles

A través de un comunicado, el titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Ricardo Sheffield Padilla, refirió que en el decreto presidencial publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF), dicta que no se elimina la obligación del pago de colegiaturas, porque está denominada la contingencia como fuerza mayor, por lo que los proveedores del servicio, en este caso las escuelas privadas, no pueden continuar dando clases.

El titular de la dependencia señaló que es conveniente que las escuelas privadas y los padres de familia o alumnos concilien y acuerden condiciones de flexibilidad para realizar los pagos, que pueden ir desde parcializarlos, meses sin intereses, cuota reducida o alguna otra modalidad.

En este sentido, los alumnos y tutores afectados por distintas universidades o escuelas particulares, aseguran que en ningún momento piden omitir el pago total, simplemente la solidaridad de sus universidades para tener algún tipo de descuento, parcialidades u otras alternativas.

Universidad Maya baja gastos para reducir colegiaturas

A manera de generar alivio y certidumbre a la comunidad estudiantil, la Universidad Maya dio a conocer mediante un comunicado la reducción del 50 por ciento en la colegiatura del mes de abril para licenciaturas y postgrados que no cuenten con algún tipo de beca, mientras que el estudiante que actualmente tenga beneficio de beca, solo podrá ser acreedor a un adicional del 15 por ciento.

Este apoyo dio un respiro a la comunidad estudiantil ante la actual crisis económica que se vive a causa de la pandemia del coronavirus Covid-19.

La Universidad Maya desde el inicio de la contingencia mostró su apoyo al sus estudiantes.

“Es innegable el impacto negativo en la economía del país en general y en el de las familias. Es así como hemos tomado la decisión de reducir las colegiaturas del mes de abril. Para poder tomar esta medida, hemos considerado la reducción de ciertos gastos, lo que nos permitirá apoyarlos y a cubrir nuestros compromisos con todos y cada uno de nuestros empleados”, destaca el documento.

La universidad asegura que el personal docente y administrativo continúa con la formación de sus alumnos, a través de sus plataformas digitales, para cumplir cabalmente con los planes de estudios de cada grado académico.