Elton John… Del cielo al infierno en solo 20 canciones

Tras del enorme éxito de “Bohemian Rhapsody”, la cinta sobre la vida de Freddie Mercury -que este año se hizo acreedor de cuatro Oscars-, ahora llega a la pantalla grande “Rocketman” uno de los musicales más esperados del 2019, el cual está basado en la vida del cantante Elton John, quien justo este año está cumpliendo 50 años de exitosa carrera y que ya está a punto de retirarse.

El filme sigue la vida de Elton John desde sus primeros días como Reginald Dwight, un joven prodigio de la Real Academia de Música, hasta su exitosa asociación con el letrista Bernie Taupin.

“Rocketman”, título de una canción de Elton John lanzada a principios de los 70s, es el nombre de la cinta que se centra en los primeros años de la carrera del cantante británico hasta su estrellato, aunque no esperen una película biográfica al pie de la letra, pues ya ha sido catalogada como una biopic de “fantasía real” y un musical, advierten, sin censura.

El filme sigue la vida de Elton John desde sus primeros días como Reginald Dwight, un joven prodigio de la Real Academia de Música, hasta su exitosa asociación con el letrista Bernie Taupin. Fíjense, la película está escrita ni más ni menos que por Lee Hall (sí, el hombre detrás del gran ‘Billy Elliot’) y está dirigida magistralmente por Dexter Fletcher.

Pero como decíamos líneas arriba, la cinta promete mostrar todo (y eso es absolutamente todo), aunque de acuerdo a algunos medios británicos como el prestigiado The Guardian, el puritanismo de Hollywood podría volver a hacer de las suyas y eliminar unos 40 segundos del metraje original.

Lo anterior porque hay una escena donde Taron Egerton (Elton John) y Richard Madden (John Reid) aparecen desnudos en la cama, y aunque ya adelantaron que no hay escenas de sexo explícitas, puede que éstas sean censuradas por la distribuidora. Y eso que el propio Elton John, productor de la película, pidió que no se dejara ningún detalle fuera y se contara todo sobre su vida, aún y cuando no fuera “apto para menores”.

A diferencia de lo que pasó con Rami Malek en “Bohemian Rhapsody”, en “Rocketman” el actor Taron Egerton sí será el mismo que cante los temas de la película. Egerton interpretará míticas canciones incluyendo “Tiny Dancer”, como se pudo apreciar en un video que fue lanzado meses atrás.

Rocketman” uno de los musicales más esperados del 2019, el cual está basado en la vida del cantante Elton John

En esas imágenes detrás de las cámaras se ve como Egerton graba la mítica canción para la banda sonora de ‘Rocketman‘; y es que el británico estuvo varios meses preparándose para la película bajo las órdenes del director musical, Giles Martin.

Según el productor de la película y esposo de Elton John, David Furnish, a Elton le sorprendió la forma en que Taron interpretaba sus canciones e incluso le pidió que no lo copiara, ya que no quería ver una imitación de él sino que fuera el propio actor quien capturara su esencia e hiciera su propia representación de la historia que se estaba contando.

SOY ADICTO, AYÚDENME…

La película comienza con Elton John yendo disfrazado de diablo a una reunión de Alcohólicos Anónimos. «Soy adicto al alcohol, a la cocaína, a las pastillas, en verdad a todas las drogas… y al sexo. Y soy bulímico, y comprador compulsivo».

Así, “Rocketman” se desmarca desde el primer minuto de los lugares comunes para mostrar las múltiples facetas de un hombre que, si bien triunfó en todo el mundo y a los 25 años ya era multimillonario, también es cierto que debió luchar contra una historia familiar aterradora, los prejuicios de las diferentes épocas, la timidez y la soledad, trauma que lo llevaron a consumir todas las drogas existentes y a desayunar con vodka mientras los demás se servían café.


Como ya dijimos, la historia no es líneal, por lo que la narración va y viene en el tiempo, desde la traumática infancia con padres no precisamente afectivos y en varios momentos directamente hostiles, hasta su relación artística y de amistad de toda la vida con Taupin, pasando por varias de sus grabaciones en estudio y recitales.

Lo que hace particularmente distinta a “Rocketman” de otras biopics son sus números musicales… y no, no nos referimos a pasajes en los que Egerton toca el piano y canta (que de hecho los hay) sino de largas, ambiciosas y creativas escenas con multitudes bailando en coreografías construidas en varios casos a puro plano secuencia.

En Rocketman todo es ampuloso, exagerado, artificioso, extravagante, cursi y, en varios pasajes, ridículo pero a la vez fascinante. Es un suculento bocadillo lleno de picos emotivos, con interpretaciones de 20 de los temas más populares de su carrera y con fuertes contrastes entre el Elton John público con coloridos vestuarios, botas con plataformas y gigantescos anteojos y el hombre muchas veces abatido, deprimido, consumido por los efectos de la droga en la intimidad.

En definitiva, una fábula sobre los excesos del rock, los peligros de la fama y una épica sobre la fuerza de voluntad para la redención personal. Obvio ¡se las recomiendo!

1
Comparte tu denuncia con nosotros.
Powered by