Demita Vega cumple su sueño con Tokio 2020

La velerista quintanarroense Demita Vega De Lille, oriunda de Cozumel, se dijo feliz tras clasificar -ya en su faceta de madre- a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, éxito el cual le dedica a su pequeña hija Alizé.

En charla con Radar Peninsular, Vega De Lille nos platicó sobre su participación recientemente en la Copa Mundial Hempel en Miami, Florida, donde alcanzó el sueño de acceder a sus terceros Juegos Olímpicos.

“Llegue sintiéndome más fuerte que nunca físicamente, lista técnicamente para el reto que me esperaba en el agua. Mentalmente calmada, con dudas e inseguridades que venían de pronto que con meditación las despejaba para poder competir en un estado mental óptimo”, expresa.

Demita Vega durante su participación en la Copa Mundial Hempel en Miami, Florida.
Demita Vega durante su participación en la Copa Mundial Hempel en Miami, Florida.

Sobre lo que representa para ella lograr su pase a sus terceros Juegos Olímpicos, tras su participación en Beijing 2008 y Río de Janeiro 2016, resaltó que cumplió un sueño que ya no es solo para ella, sino también para su hija.

“Quise darle el ejemplo a mi hija de que somos capaces de lograr lo que nos proponemos, se diera o no el resultado esperado, en mi mente solo tenía que debía lanzarme por mis objetivos y deseos”, agregó.

En cuanto a lo que representa para ella este éxito ya con el rol de madre, dijo: “Es un homenaje a todas las mamás, porque ahora sé lo que son los desvelos. La entrega total a un ser que depende de mí, no es un trabajo fácil, pero sí el más reconfortante con una muestra de amor de mi pequeña”.

Aquí, Demita Vega con su inspiración: Alizé.
Aquí, Demita Vega con su inspiración: Alizé.

“Sé que el amor de mi hija por mí va más allá de mi carrera deportiva pero poder compartir este logro con ella, es algo que recordaremos siempre en nuestras vidas. Definitivamente, es más especial por tenerla conmigo”, apuntó.

EXPECTATIVAS MERMAN EL DESEMPEÑO

Vega De Lille no piensa en el resultado a obtener en Tokio 2020, ya que destacó que “las expectativas merman el desempeño, uno de los aspectos que me permitió tener una buena competencia en el selectivo, fue precisamente renunciar a la expectativa y el apego del resultado final”.

“Estar dispuesta a aceptar el resultado, sea cual sea, me dio el estado mental óptimo y relajado para poder desempeñarme a mi mejor nivel, eliminando los miedos que genera la expectativa de si lo lograré o no”, explicó.

Demita Vega emocionada por clasificar a Tokio 2020.
Demita Vega emocionada por clasificar a Tokio 2020.

“La expectativa te lleva al futuro cuando lo que necesitas es estar en el presente. Así que no tengo expectativas para Tokio 2020, haré el trabajo que yo pienso será el idóneo para llegar lo mejor preparada”, resaltó.

Por último, en cuanto a sus próximos compromisos de cara a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, declaró que hará dos competencias previas del Circuito Internacional y el trabajo en Quintana Roo lo realizará en su natal Cozumel.

CONSIGUIÓ EL BOLETO EN MIAMI, FLORIDA

Tras cinco días de intensa competencia en la Copa Mundial Hempel en Miami, Florida, Demita Vega De Lille se colocó como campeona absoluta, seguida de su compatriota Mariana Aguilar, mientras que la japonesa Megumi Komine se ubicó en el tercer sitio.

Demita Vega durante su participación en la Copa Mundial Hempel en Miami, Florida.
Demita Vega durante su participación en la Copa Mundial Hempel en Miami, Florida.

Con este triunfo, Vega De Lille logró su boleto a Tokio 2020, donde también clasificó el cancunense Ignacio Berenguer Lleonart, hecho histórico para Quintana Roo, siendo ambos reconocidos por el gobernador Carlos Joaquín González y el titular de la Comisión para la Juventud y el Deporte (Cojudeq), Antonio López Pinzón.