Altagracia Mercado, valiente heroína de Huichapan

Altagracia Mercado, como muchas heroínas de nuestra Independencia, se distinguió por audacia y valentía, misma que fue reconocida por el propio enemigo español, al ser capturada perdonándole la vida.

Huichapan no sólo es la cuna de la conmemoración del Grito de Independencia, también es el lugar que aportó a la historia de México a una de las independentistas más aguerridas en la historia por la construcción patria en nuestro país: Altagracia Mercado.

“Mujeres como ella no deben morir”, dijo el coronel español líder del regimiento que terminó con la vida de todas y todos los insurgentes al mando de Altagracia Mercado. Aquel jefe ibérico ordenó a su batallón bajar sus armas frente a la valiente mujer huichapense, cuyo arrojo asombró a sus propios enemigos.

Financió a su propio ejército

Cuando la noticia sobre el levantamiento del cura Hidalgo llegó hasta el actual territorio hidalguense, Altagracia Mercado juntó su dinero e integró un pequeño ejército insurgente, el cual ella misma comandó, entrenó y diseñó las estrategias que le llevaron a vencer repetidamente a los militares españoles.

A pesar de que la misoginia plasmada en nuestra historia nos dice que las mujeres sólo participaron en la Independencia de México como cocineras, cuidadoras o amantes de los independentistas, la realidad es que durante aquellos años las soldadas tuvieron una gran participación bélica, sin distingos de género.

Fue hasta que los sucesos independentistas concluyeron y fueron compilados bajo la mirada patriarcal, que la participación de las mujeres fue borrada, minimizada o frivolizada.

 

Altagracia Mercado, líderesa natural

En el período en que la guerra de Independencia no tenía jefes precisos (debido a constantes arrestos y fusilamientos), Altagracia Mercado fue considerada estratega regional del movimiento, no sólo para lo que hoy es el estado de Hidalgo, sino para diversas entidades vecinas.

Durante los combates por la Independencia de México, la orden dada al ejército realista era que por ningún motivo debían tomarse prisioneros, sino que las y los independentistas que sobrevivieran a cualquier ataque debían pasar por el pelotón de fusilamiento. Esta medida se tomó no sólo para aleccionar a otras personas insurgentes, o para evitar posibles fugas, motines o rescates por parte de la población que simpatizara con el movimiento iniciado por el cura Miguel Hidalgo, sino porque el virreinato no contaba con suficientes prisiones, ni con recursos para la operación penitenciaria.

 

Altagracia Mercado, arrestada y perdonada

Por lo anterior, la anécdota histórica que define perfectamente a Altagracia Mercado, ocurrió cuando en un desafortunado encuentro con los realistas en octubre de 1819, todo su batallón fue derribado en combate. Mujeres y hombres a su cargo iban poco a poco siendo derrotados por un contingente fuertemente armado del ejército realista. Llegó un momento en que ya sólo ella estaba en pie.

Cuando se dio cuenta de que era la única combatiente por la causa independentista, en lugar de rendirse, ella sola se arrojó con mucha furia sobre el todavía numeroso contingente enemigo.

Por supuesto que fue derribada inmediatamente por los realistas, pero su actitud valiente impresionó tanto a los españoles, que éstos bajaron las armas ante la orden de su capitán y le perdonaron la vida. Luego de este enfrentamiento, Altagracia Mercado fue condenada a cuatro años de prisión con trabajos forzados en la Ciudad de México.

Ya José Joaquín Fernández de Lizardi hablaba de “La heroína de Huichapan” en sus famosos “folletos” editados en el siglo XIX, y que la UNAM ha compilado en la colección “Nueva Biblioteca Mexicana”.

También se le reconoce en “Mujeres Célebres de México”, recopilación de Luis Rubio publicada por los “Talleres gráficos de la Nación”. Inclusive hay investigación sobre Altagracia Mercado en las áreas de ciencias sociales de las Universidades de Nottingham y Manchester.

Asimismo, el nombre y la trayectoria bélica y de estratega de Altagracia estuvieron presentes en la discusión con que la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó otorgar el sufragio femenino a las mexicanas, ya que los magistrados del supremo tribunal de aquel entonces hicieron un reconocimiento a la labor de Altagracia Mercado como ejemplo de la capacidad de las mujeres para pelear por México.

Este es sólo uno de los tantos ejemplos de la participación femenina en la lucha comenzada en 1810 por el cura Miguel Hidalgo. Muchos expertos en historia aseguran que la presencia femenina en la Independencia del país ha sido minimizada durante años, pero sostienen que de no ser por la participación de las mujeres el triunfo no hubiera sido posible.

 

¿Quién fue Altagracia Mercado?

Nació a finales del siglo XVIII en Huichapan, Hidalgo. Se sabe que financió la formación de un batallón que ella misma dirigió y con el cual se integró al bando insurgente durante la lucha por la Independencia de México.​

Logró vencer al ejército realista en varias ocasiones, hasta que su regimiento fue derrotado durante un combate el 24 de octubre de 1819.

Buena parte de los miembros de su tropa fueron aniquilados y otros se dispersaron, pero a pesar de quedarse sola se enfrentó con fiereza a las fuerzas enemigas.

Su valentía le ganó el respeto del comandante español, quien en lugar de fusilarla le perdonó la vida y afirmó: “Mujeres como ella no deben morir”.

Fue detenida y llevada a la Ciudad de México donde fue condenada a 4 años de trabajos en prisión.

La Independencia de México no hubiera sido posible sin la participación de mujeres que dejaron su vida por la libertad de nuestro país. Sus nombres no han recibido el reconocimiento que merecen, pero tenemos el deber y la obligación de nunca olvidar a hombres y mujeres que nos dieron Patria.

Comments
Cargando...
1
Comparte tu denuncia con nosotros.
Powered by