A la defensa de los mayas pero en su propia lengua

De Felipe Carrillo Puerto a Luis Alegre Salazar no se ha cesado en la lucha por los derechos de los pueblos originarios de la Península de Yucatán

A Felipe Santiago Carrillo Puerto le bastaron 20 meses de gobierno para transformar la vida política y social de Yucatán. El 1 de febrero de 1922, había asumido la gubernatura y su pasión por la defensa de los nativos, tarde que temprano, le cobraría factura.

Conocido popularmente como “El apóstol rojo de los mayas”, Felipe Carrillo Puerto surgió del Partido Socialista del Sureste, y una vez en el poder, no desperdició ni un segundo en acciones en favor de los indígenas, entre ellas la traducción a la lengua maya de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Que el explotado pueblo maya conociera sus derechos, no agradó absolutamente a los ricos hacendados henequeneros, que hicieron todo lo posible por derrocar al gobernador socialista.

Finalmente, luego de múltiples logros en favor de los aborígenes, Felipe Carrillo Puerto y un grupo de 12 colaboradores cercanos, entre ellos tres de sus hermanos, fue fusilado en el Panteón Municipal de Mérida por órdenes del coronel rebelde Juan Ricárdez Broca, autonombrado gobernador de Yucatán.

Luis Alegre Salazar
Luis Alegre Salazar es hijo del empresario radiofónico Gastón Alegre López, conocido por su apasionada defensa en favor de las causas indigenistas.

LA CARAVANA MAYA

Luis Javier Alegre Salazar es hijo del empresario radiodifusor Gastón Alegre López, conocido por su apasionada defensa en favor de las causas indigenistas. Varios grupos mayas, tanto de Yucatán como de Quintana Roo, le conocen como el Nohoch Sukún (El Gran Hermano).

Don Gastón es un hombre de 86 años y tal parece que ha cedido la estafeta de defensor de los mayas a su hijo Luis, ingeniero de profesión, diputado federal emanado de las filas de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y presidente de la Comisión de Turismo de la Cámara de Diputados.

En este mismo año, la Carta Magna de México fue traducida a la lengua maya y entregada al Congreso del Estado. Sin embargo, aún quedaba pendiente que la constitución local también estuviera al alcance de los grupos mayas.

Durante varias semanas, el presidente de la Comisión de Turismo de la Cámara de Diputados, Luis Alegre, visitará las comunidades mayas para intercambiar inquietudes con sus habitantes.

Hace 8 meses, Luis Alegre fue reconocido por los pueblos mayas, pero sintió que ese reconocimiento era para su padre, de manera que buscó ganarse su propio lugar y se dio a la tarea de coordinar los esfuerzos para traducir la Constitución de Quintana Roo a la lengua maya.

Además, y sabedor de que muchos proyectos se quedan en simples eventos, Luis Alegre Salazar abandera desde el pasado 18 de julio la llamada Caravana de la Constitución que consiste en recabar firmas de los jueces y dignatarios de esta etnia.

Conocer la Constitución en su propia lengua en un derecho que tienen todos los habitantes de nuestro país.

Desde su posición como presidente de la Comisión de Turismo de la Cámara de Diputados, Alegre Salazar no solo ha logrado traducir la Constitución local, sino también hacerla circular y que los mayas la hagan suya.

La Caravana de la Constitución concluirá el 18 de septiembre de este mismo año, cuando, luego de pasar por las comunidades indígenas, llegue a la capital del estado en donde será recibida por los representantes de los tres poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial, teniendo como testigo de honor al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador y al gobernador del estado, Carlos Joaquín González.

Servicios de la Caravana Maya
La caravana también incluye llevar apoyos médicos a la gente que más lo necesita.

La Constitución Mexicana a las lenguas indígenas

Traducir la Constitución Mexicana a las 68 lenguas y dialectos que se hablan en nuestro país es algo que contempla el estado de derecho, pero que difícilmente se logra en el terreno de los hechos.

Según datos oficiales el 7.7 por ciento de la población, es decir casi siete millones y medio de mexicanos habla alguna de estas lenguas.

En Quintana Roo, por ejemplo, las autoridades reconocen que más de 214 mil personas hablan maya, un idioma considerado ya desde este año como patrimonio intangible del estado.

A nivel nacional, exceptuando lo hecho en Yucatán por Felipe Carrillo Puerto en los años 20, fue hasta 2008 se habló de traducir la Constitución Mexicana a varias lenguas indígenas como parte de las celebraciones que se tendrían en 2010 (Bicentenario del inicio del movimiento de la Independencia Nacional y Centenario del inicio de la Revolución Mexicana). En este proyecto, la Universidad de Oriente se encargaría de traducir la Carta Magna al maya yucateco.

Felipe Carrillo Puerto fue un férreo defensor de los derechos del pueblo maya.

En febrero de 2013, la Secretaría de Educación Pública anunció que había traducido a 23 lenguas indígenas la Constitución Mexicana; 10 de las cuales fueron coordinadas por el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas.

En agosto de 2015, la entonces diputada federal por Quintana Roo, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Graciela Saldaña Fraire, presentó la Constitución Mexicana traducida al maya. El trabajo fue editado por la Cámara de Diputados y presentado por la de Senadores.

La traducción estuvo a cargo del lingüista Fidencio Briceño Chel. Actualmente el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (Inali) ofrece en el sitio constitucionenlenguas.inali.gob.mx, la traducción de la Constitución Mexicana a 45 lenguas nativas, de las 68 que existen en nuestro país. Los tres idiomas que tienen mayores parlantes en México son el náhuatl, el maya y el tzeltal.

Abrir chat
1
Comparte tu denuncia con nosotros.
Powered by